La Etiqueta Ecológica Europea

La Etiqueta Ecológica Europea

Las etiquetas ecológicas son una fuente de información para las administraciones, pudiéndose utilizar en las especificaciones técnicas para definir las características del producto o servicio que vaya a adquirir la administración o como comprobante de que se cumplen las especificaciones marcadas.

La Unión Europea ha legislado mediante varios reglamentos el etiquetado ecológico de productos.

El Reglamento (CE) n° 66/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la etiqueta ecológica de la UE, tiene como objetivo mejorar las normas de utilización y funcionamiento de la etiqueta, sustituyendo al Reglamento (CE) n° 1980/2000 y a su predecesor el Reglamento (CEE) n° 880/92. 

La etiqueta no se concederá en las ocasiones en que un producto contenga alguna de las sustancias clasificadas como tóxicas, peligrosas, carcinógenas o mutágenas en el Reglamento (CE) n° 1272/2008.

Ante el vacío en el etiquetado energético, en el año 2008 se aprobó el Reglamento (CE) nº 106/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a un programa comunitario de etiquetado de la eficiencia energética para los equipos ofimáticos.

Y la Decisión nº 2010/709/UE de la Comisión establece el Comité de etiquetado ecológico de la Unión Europea.

La etiqueta se obtiene solicitándola a uno o varios estados miembro o a un tercero que la remitirá al estado miembro en que se comercializa el producto. Si el bien o servicio se adecua a los criterios de la etiqueta, entonces se firma un contrato donde se establecen las condiciones de uso de la etiqueta.

Cada estado miembro designa los organismos encargados, en España son las Comunidades Autónomas las que deben nombrar un organismo para la concesión de la Etiqueta Ecológica Europea, en caso de no tenerlo, la Dirección General de Calidad, Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente será el organismo que la tramite.

El coste de la tasa inicial oscila entre los 200 y los 1200 euros, y la tasa anual no sobrepasa los 1500 euros. Estableciéndose cánones reducidos para las PYMES (600 - 750 €) tanto para la solicitud como en el anual respectivamente, y microempresas (350 € para ambos).

Los criterios de la etiqueta ecológica de la UE se basan en el comportamiento medioambiental de los productos, teniendo en cuenta los objetivos estratégicos de la Comunidad Europea en este ámbito y la totalidad del ciclo de vida de cada producto. Estos criterios son impactos ambientales significativos, sustitución de sustancias peligrosas o reducción de impacto y residuos.

Actualmente la Etiqueta Ecológica Europea cuenta con 27 grupos de productos para los que hay criterios establecidos.

También es de interés Los productos y empresas con Etiqueta Ecológica Europea concedidas en España.

Go to top Menú