Las Compras Públicas

Las compras públicas tienen la obligación de garantizar la mejor relación calidad precio y de obrar de manera equitativa en los procedimientos de adjudicación de contratos. Pero la mejor oferta puede incluir además consideraciones medioambientales ofreciendo unas condiciones de igualdad de oportunidades y garantizando la transparencia.

Principios de la contratación pública:

  • Relación calidad/precio: no significa necesariamente elegir la oferta más barata, sino encontrar una solución que satisfaga los requisitos que haya identificado, incluidos los medioambientales, de la forma más rentable.
  • Actuación equitativa: la aplicación de los principios del mercado interior sobre contratación pública, siguiendo las Directivas Europeas y la legislación nacional.
  • No discriminación: garantizar la igualdad de acceso a los contratos.
  • Igualdad de trato: situaciones comparables no deben tratarse de manera diferente, por ejemplo, deben aplicarse los mismos plazos a todos los licitadores y facilitarse la misma información a cada uno de ellos.
  • Transparencia: las licitaciones deben tener una difusión suficiente para garantizar la competencia. El proceso de adopción de decisiones de contratación debe evitar riesgos de favoritismo o arbitrariedad por parte de la autoridad contratante, que informará a los licitadores no adjudicatarios de los motivos del rechazo de su oferta.
  • Proporcionalidad: las medidas adoptadas en la contratación pública deberán corresponder a los objetivos perseguidos.

En la fase preparatoria, el análisis y la planificación son esenciales si se quieren conseguir objetivos medioambientales, antes de la puesta en marcha de una licitación. Un ejemplo, según la etapa donde se aplique el criterio sería el siguiente:

  • En un procedimiento abierto, cualquier operador podrá presentar una oferta. Todos los licitadores que cumplan las condiciones de aceptación/exclusión que haya especificado tendrán derecho a que se evalúe su oferta.
  • En un procedimiento restringido, puede evaluar la capacidad técnica medioambiental en una fase previa y también limitar el número de operadores (mínimo de 5) a los que invite a presentar ofertas.
  • Además, las autoridades públicas pueden recurrir a los procedimientos de diálogo negociado y competitivo en circunstancias especiales. Estos procedimientos pueden ofrecer ciertas ventajas en el contexto de la Compra Pública Verde, ya que introducen elementos de flexibilidad no disponibles en los procedimientos abiertos o restringidos.

El diálogo competitivo puede utilizarse en procedimientos de contratación pública especialmente complejos (por ejemplo, cuando una autoridad contratante no está objetivamente capacitada para definir los medios técnicos necesarios para satisfacer sus necesidades).

Un requisito indispensable es informar al mercado de sus planes con tiempo, de esta forma los licitadores podrán preparase.

La compra pública puede reducir en gran medida los costes del producto o bien que se adquiere, el coste del ciclo de vida, la contratación pública común, los acuerdos marco o los contratos de rendimiento energético pueden ayudar a demostrarlo.

Fuente: Comisión Europea (2011) Manual de contratación Pública Ecológica.

Go to top Menú