Criterios ambientales en Contratación Pública

Los procesos de contratación están fuertemente ligados a las leyes de contratación pública que protegen tanto a compradores como contratistas. Al introducir criterios ambientales en los pliegos de condiciones, se ha de respetar los principios fundamentales del libre comercio.

Los criterios ambientales pueden introducirse en las siguientes fases del proceso de contratación:

1. El objeto del contrato. Es lo que se va a comprar, lo que primero transmite a los potenciales licitadores, la necesidad de la Administración. Es la forma más rápida, directa y transparente en que la administración incluye criterios ambientales en el proceso de contratación. Es la forma más sencilla y transparente de introducirlos.

2. Las especificaciones técnicas. Comprenden todas las características que requiere el poder adjudicador para que el producto o servicio sirva a los fines destinados. Proporcionan información objetiva y mensurable sobre el objeto del contrato y, por tanto, tienen que estar relacionadas con él. Podrán ser requisitos mínimos obligatorios que los productos, servicios u obras han de cumplir (Si una oferta no cumple con estos requisitos queda excluida del proceso) o requisitos valorables para la adjudicación del contrato

Las especificaciones técnicas pueden hacer alusión a Criterios definidos en ecoetiquetas, Estándares técnicos, Métodos de producción, Requerimientos de prestación o funcionalidad o al Uso de variantes.

3. Los criterios de selección de los licitadores. Se centran en la habilidad del contratista de ejecutar el contrato. Se centra en aspectos como la experiencia previa del contratista en la materia, los conocimientos de sus técnicos/empleados, los medios materiales y operacionales de los que dispone para llevar a cabo el contrato, etc.

4. Los criterios de adjudicación del contrato. Se han de comparar las ofertas en función de diferentes criterios objetivos para seleccionar la más apropiada, en base al precio más bajo o a la oferta económicamente más ventajosa. El criterio de oferta económicamente más ventajosa, no implica que se adjudique a la oferta más barata, ya que en la cuantificación de oferta económicamente más ventajosa se consideras otros criterios como la calidad de la oferta, plazos de entrega, mejoras técnicas o mejoras ambientales. En cuanto a los criterios de adjudicación de carácter ambiental, se tiene que garantizar que tienen referencia con el objeto de contrato, y son criterios cuantificables, no subjetivos.

5. Las cláusulas de ejecución del contrato.  En este caso los criterios ambientales deben ser tales que todos los licitadores son capaces de ejecutarlas dado la función en este caso no es de selección sino que son condiciones obligatorias por lo que en caso de que la empresa adjudicataria no las cumpla, la Administración puede imponer un castigo financiero o incluso cancelar el contrato.

 

.

Go to top Menú